Inicio
INICIO VALORES SERVICIOS CURSOS CONTACTO AREA CLIENTES CARRITO
NOTICIAS
 
UN ESTUDIO MUESTRA QUE LOS DÍAS EN QUE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA ES MÁS ALTA AUMENTAN LOS ATAQUES DE CORAZÓN

 

 

La investigación de la que se ha hecho eco la revista científica International Journal of Cardiology, sus resultados indican que la contaminación causa un aumento de infartos de miocardio “con una obstrucción total de la arteria coronaria, que son los más graves”, tal y como explica el cardiólogo y autor principal del estudio, Jordi Bañeras, en un comunicado del Vall d’Hebron Barcelona Campus Hospitalari.

El investigador detalla que “los infartos de este tipo que se producen en los días de más polución presentan un mayor índice de mortalidad, sobre todo en las primeras 24 horas tras el evento, y un mayor índice de fibrilación ventricular, un tipo de arritmia letal”.

En concreto, los expertos recogieron datos del registro Código de Infarto de Miocardio (Código IAM), que recoge los casos de ataques al corazón en Catalunya. En concreto, la selección de datos fue entre enero de 2010 y diciembre de 2011, y cruzaron esta información con los registros meteorológicos y de contaminación atmosférica del Servicio Meteorológico y el Servicio de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat en ese mismo periodo.

“Se demuestra por primera vez que la contaminación participa en la mortalidad en las primeras 24 horas tras un infarto”

La relevancia del trabajo es grande, y es que hasta ahora, pocos estudios se habían hecho sobre la relación entre la contaminación atmosférica y el riesgo de infarto con obstrucción total coronaria, “con resultados dispares y controvertidos”, según Bañeras que, ha señalado que se demuestra por primera vez que la contaminación participa en la mortalidad en las primeras 24 horas tras un infarto de este tipo, y en la mayor incidencia de fibrilación ventricular.

Los datos de la polución del aire incluyeron sustancias como las partículas en suspensión menores de 10 micras de diámetro (PM 10), las menores de 2,5 micras (PM 2,5), óxido nítrico y plomo, y han destacado que la sustancia más directamente relacionada con los infartos es la de las partículas en suspensión PM 2,5, emitida sobre todo por los tubos de escape de motores diesel. “Nuestro estudio demuestra que si se redujera en 10 mcg/m3 la concentración de PM 2,5, se podrían evitar al menos un 7,67% de las muertes que se producen en las primeras 24 horas de infarto”.

 

 

Fuente:   www.isanidad.com